Mi experiencia con la “comunidad” Osho (XXXIII)

Primero algunas conclusiones para finalizar los relatos de mi etapa con la “comunidad Osho”. Después los elementos que me han ayudado a salir de la dinámica ideológica sectaria de Osho.

CONCLUSIONES

Basándome en lo que aprendí, en la experiencia y las posteriores reflexiones achaco la deriva sectaria de la ideología osho a un profundo síndrome narcisista en Osho así como un estado permanente de solipsismo en el que estaba inmerso junto a rasgos nada descartables de la psicopatía mixta primaria ascética que explica fenomenalmente bien A. Lobaczewski en su libro sobre la ponerología.

En cuanto a sus discípulos y ts, mi opinión es que viven secuestrados por una ideología infantil de la que hacen proselitismo mediante actividades terapéuticas cuya relativa validez terapéutica no radica en sus enseñanzas sino en elementos colaterales que ya expliqué durante los relatos. Su profesionalidad está por debajo de mínimos y para mí personalmente apenas llegan al 17%-20% de efectividad lo que ellos personalmente “comparten” (hablan). Además incurren en una doble moral proporcional a la de Osho a escala española e internacional cobrando fraudulentamente por servicios terapéuticos para los que no están ni titulados, ni capacitados, lo que es aún peor. A precios desorbitados, sin posibilidad alguna de reclamar ni intención alguna por mejorar sus “servicios” y poner en cuestión la validez de su dogma, incluso cuando clientes con miles de horas y miles de euros invertidos en sus “terapias” le hablan sinceramente para poner en cuestión sus servicios y motivarles a que mejoren los mismos.

Desde aquí, les reto a todos ellos públicamente a que demuestren punto por punto que lo que en estos relatos afirmo sobre los sesgos ideológicos, las exageraciones, las manipulaciones y las ideas sectarias y las prácticas fraudulentas es todo falso y si se demuestra que efectivamente lo son y yo estoy confundido, no dudaré en corregir mis errores y retirar aquellas cosas en las que yo no esté alineado con la verdad de los hechos.

Asimismo les reto a que hablen de las cosas que se callan sobre sus vivencias “no positivas” con Osho (aquellos que vivieron en las comunas) y en aquellas partes en las que yo haya expresado la verdad, reconozcan públicamente sus errores y los de Osho y “su sistema” y los corrijan o reparen ya mismo, por el bien de todos. La verdad es más importante que un negocio, una ideología o un “maestro”.

Por último, los elementos que me ayudaron a salir del estado ideológico sectario solipsista que induce la comunidad osho sobre el individuo y gran parte del movimiento nueva era, son justamente aquellos que son considerados “los demonios” de estos movimientos:

VALORAR MI MENTE Y ESTUDIAR – Dejar de maltratar mi mente y acusarla de los males de mi vida y del mundo. Entender como funciona el cerebro, los pensamientos, los tipos que hay. Cómo funciona la meditación, en qué es una ventaja y en qué es incoveniente y un largo etc de temas… Tomarme el tiempo de leer y entender paso a paso que los distintos elementos presentados en las terapias Osho tienen su lado oscuro, entender en qué consiste y profundizar en mi comprensión intelectual de ellos me ha ayudado mucho.

DEBATIR Y HABLAR – Hablar y debatir en pareja durante cientos de horas sobre temas tales como la catársis a la luz de los documentos que leíamos, o sobre el proceso psicológico y emocional con los padres a raiz de artículos y ensayos a los que teníamos acceso fué extremadamente importante.

TRABAJAR Y SOCIALIZAR – Volver a involucrarme con el violín, trabajando en orquesta, dando clases, usando los recursos y talentos que tengo para involucrarme nuevamente en el contexto social general ha sido muy valioso para volver a tender puentes con la realidad del colectivo humano más allá de la burbuja sannyas Osho y curiosamente me está ayudando a ver que ahora dispongo de herramientas y conocimientos con los que ayudar y apoyar a la gente que no está familiarizada con el crecimiento personal de maneras simples, directas y a-sectarias.

VOLUNTAD Y APRECIO DEL EGO – Entablar una relación sana con el ego, ha sido fundamental para poder recuperar mi voluntad y salir de la abulia. Vencer la pereza y la cobardía que imperan en este mundillo en cuanto a multitud de temas ha sido crucial para recuperar mis fuerzas y mi fé sana en mí.

VOLVER A USAR EL LENGUAJE NATURAL – Retomar el uso de un lenguaje llano, al alcance de la gente, sin renunciar a tecnicismos (bien explicados) ha sido muy importante también. Dejar de lado las palabras que tienen mil significados especiales en determinadas comunidades me ha ayudado y me ayuda a conectar con la gente y el lenguaje común. Me entienden más, mejor y mi mensaje cala más profundamente usando el idioma común en vez del idioma “espiritualizado” al estilo Osho.

PONER EN CUESTIÓN TODAS LAS CREENCIAS OSHO Y NUEVA ERA – ¿Es cierto esto que leo? ¿Es verdad esta creencia que albergo? Investigar la validez y veracidad de lo que “compré” durante mi etapa en la “comunidad Osho hasta tener los suficientes conocimientos, experiencia y argumentos para saber en qué aspectos es válida y en cuáles no.

ENTENDER QUÉ ES LA VERDAD – Reconocer que la Verdad es aquello que ocurre tal como ocurre en el momento que ocurre en todo momento, lugar, circunstancia o dimensión, tenga yo acceso a ella o no, me ha ayudado a darme cuenta de que tanto sentimientos, emociones, pensamientos como hechos y realidades externos son la verdad. Estar dispuesto a reconocer que la verdad se haya mayoritariamente fuera de mí mismo y parcialmente en mi interior, que tengo que hacer intensos esfuerzos para saber cuál es la verdad sobre algo, distinguir el “trigo de la paja” y usar mi voluntad para no rendirme han sido elementos importantes. Volver a distinguir la realidad objetiva de mis percepciones subjetivas ha sido fundamental y entender que mis percepciones tiñen la verdad y que he de tener la voluntad de alinearlas a la realidad objetiva.

ABANDONAR EL RELATIVISMO MORAL Y ENTENDER EL BIEN Y EL MAL OBJETIVOS – Entender que existe un bien y un mal que son objetivos y que se derivan de las leyes naturales aplicables a todos los humanos, crean en ellas o no, me ha ayudado.

EL CAMBIO DE ALIMENTACIÓN – Una alimentación que me mantiene en cetósis durante la mayor parte del tiempo me ha ayudado mucho a reestablecer mi memoria, mi voluntad, mi sensación de personalidad sana, mi auto-identificación, mi capacidad para concentrarme, un estado físico de mayor fortaleza, más conectado con la realidad y menos “emocionalizado”.

RESILIENCIA Y CONFRONTAR EL MIEDO – Soltar el mito de la hipersensibilidad como “espiritual” ha sido fundamental para mí recuperación. Desarrollar mi capacidad de enfrentar la adversidad y salir fortalecido ha sido especialmente importante. Cuando decidí comenzar a oponerme con argumentos a la ideología solipsista de la nueva era y de Osho públicamente confronté momentos en los que sudaba, pasaba nervios y tenía la sensación de que en cualquier momento me iba a pasar algo malo. Pero pese a los insultos, las faltas de respeto y el fanatismo del colectivo mencionado no me paso nada. De hecho he salido fortalecido de mi experiencia de atreverme a hablar, ya que nadie me ha contestado a ninguno de los argumentos que presenté y solamente se dedicaron a atacarme como mensajero, sin entrar en ningún momento a lo importante, que era el contenido que presentaba.

EL AMOR POR LA VERDAD, LA VIDA Y LA LIBERTAD REAL – Y finalmente, dejar de tener miedo de confundirme y rectificar abiertamente mis errores ha sido básico. Creo que no habría podido hacer nada de esto si no fuese por mi amor a la verdad, a la vida y mi profundo deseo de que consigamos algún día ser realmente libres en este planeta, no en otra dimensión, otro estado de “iluminación”, otra vida después de la vida, no, aquí y ahora todos en esta tierra.

Y para cerrar, me gustaría decirte a tí querido lector, que si consideras que estos relatos te han servido para ahorrar dinero, tiempo, dolores de cabeza, pajas mentales de la altura de la “torre eiffel” e indignación de haber sido timado, engañado y quieres compensar el esfuerzo que yo he hecho por brindarte esta información para que te ahorres todo eso, yo te pido:

063-DSC_3010fotowebPor favor, no te calles, investiga, debate con tus cercanos, pregúntate las cosas, lee, habla, cuestiona, escribe tus propios relatos, comienza a concienciar tú a los demás a tu manera y ayúdanos a todos los demás de esa forma, para que entre todos podamos avanzar con mayor educación, conocimiento, experiencia y acción hacia la libertad real en este hermoso planeta en el que pasamos “unos días”. ¡Y medita un poco si te estresas! 😉

Gracias, un abrazo para tí y mucha suerte.

Atentamente, Marko Vlahovic.

Fin.

22 opiniones en “Mi experiencia con la “comunidad” Osho (XXXIII)”

  1. Marko, te he leído todos estos días con mucha atención. Te agradezco de corazón que hayas puesto en palabras muchas cosas de las que yo me daba cuenta pero a las que no presté demasiada atención. Eres muy valiente por cuestionar una estructura MUY bien montada pero… a fin de cuentas, es eso, una estructura, que se desmorona fácilmente a la luz de la verdad.
    En la mayoría de comentarios estoy de acuerdo contigo, lo sabes y lo hemos hablado. Así que públicamente nuevamente te muestro mi apoyo porque también para mi no hay nada más importante en esta vida que la Verdad.
    No me conformo con nada más. Gracias de nuevo

    1. Meritxell,

      Tu bien sabes que no es fácil hablar y menos cuando gran parte de tu emocionalidad ha estado a la vista de esta “comunidad”. Pero es valiente hablar públicamente y yo te agradezco que lo hagas.

      Es un gusto encontrar el norte de nuevo y además sentir el apoyo tuyo y de más personas que me hablan por el privado y me comentan sus casos.

      Os agradezco a todos el apoyo y espero que estos texto sirvan a lo que bien dices, a no conformarse con nada menos que la Verdad.

      Un abrazo y muchas gracias!

  2. Felicitaciones por este buen trabajo. Yo no habría sabido hilarlo tan bien.
    Al igual que aquél discípulo suyo de primera fila, que dándose cuenta del talante de andar por casa del “iluminado” tiró el mala por el retrete, llamándole IDIOTA según tiraba la cadena, uno también tiró todos sus libros a la basura hace tiempo.
    jejeje

    1. Hola Nagarjuna,

      Muchas gracias por tu aprecio a este trabajo. Ni me imaginaba que me sentaría y que en poco más de dos semanas escribiría de esta forma de un tirón y sin tener que pensar en cómo continúar apenas.

      Obviamente, como imaginarás no he contado todo, uno acumula muchas anécdotas en este “mundillo”, pero creo que el mensaje y la finalidad se ha entendido, que es lo importante.

      No me sorprende eso que cuentas, a mucha gente le acaba ocurriendo cuando se les vuelve a “enchufar” el cerebro ajajajaja

      Un abrazo y muchas gracias por tus comentarios!

  3. Hola, no me he leído todo de Osho, apenas algunas entradas. Me resulta curioso que utilicen términos que se usan también en psicología “niño interior”, etc. Mi experiencia observando cómo ciertas personas pueden conectar con tantas otras es porque utilizan medias verdades y lo aderezan con su propia cosecha para fines lucrativos o de puro interés personal (que suelen coincidir). Eso de sanar el niño interior no es ninguna tontería y se puede explicar de forma bastante coherente desde el punto de vista neuroquímico, sólo que en ese campo no se utiliza una metáfora para que la gente lo entienda, sino que se usan ejemplos de como hemos aprendido a responder de una determinada forma a un estímulo x y que esa manera de responder, que en su momento fue adaptativa, en un mundo adulto nos provoca más problemas que ayudas. Es un circuito neurológico que tenemos muy bien transitado y que por tanto es difícil de eliminar y tan sólo se logra, creando nuevos circuitos más adecuados y que a fuerza de utilizar los nuevos, los viejos irán desdibujándose. El cerebro es enormemente plástico y estas cosas se pueden lograr con trabajo.

    Por otro lado y ya con respecto a esta entrada, hay un par de cosas que me han llamado la atención y que quizás puedas explicar con algún ejemplo, porque no lo acabo de entender: dices que el mal y el bien son objetivos. Sí que creo que hay cosas que son malas o buenas, pero soy consciente de que es una percepción totalmente antropocéntrica del bien y del mal y que como buena bióloga(bioquímica en realidad) no me acaba de convencer porque en la naturaleza bien y mal es algo que no se plantea. Pero somos humanos y como tal vivimos, así que entiendo lo que quieres decir pero creo que adjudicar a algo la categoría de “bien” o “mal” absolutos puede llegar a ser problemático, porque como individuos jamás tendremos acceso a la verdad como tal y tan sólo juntando las perspectivas de otros podremos, si acaso, acercarnos algo (un ejemplo que se me ocurre es el debate aborto sí, aborto no. Aunque defiendas la vida, tanto si defiendes una postura como la otra te encuentras con dilemas morales y lo que al final decide si uno es bueno o malo es tu ideología).

    Entonces, mi pregunta sería, ¿Cómo han aprovechado la secta de Osho el relativismo moral? ¿Me podrías dar algún ejemplo? (igual lo has explicado en otras entradas, en cuyo caso, te pido perdón por repetir).

    Por último, dices que una alimentación que te mantiene en cetosis te ha permitido volver a la normalidad. Casi me atraganto al leerlo. No sé si eres consciente de lo que significa, pero vaya, un cerebro que funciona a base de cuerpos cetónicos no es un cerebro feliz. Más que nada porque el cerebro utiliza glucosa para funcionar. Entonces no sé si es desconocimiento de lo que significa o qué, pero te agradecería que me aclararas ese punto.

    1. Hola. Muchas gracias por tu comentario, alguien con preguntas interesantes y que me hacen reflexionar, te lo agradezco, es cuan menos refrescante :D.

      Lo que comentas del niño interior es efectivamente así, son circuitos neurológicos y sucesiones químicas a las que estamos acostumbrados y que en ausencia de ellos al detonarse la accion X experimentamos cotas elevadas de estrés porque nos adentramos en “tierra inexplorada” por decirlo de alguna manera. Cambiar esos circuitos se puede, pero no se hace en cuatro días de retiro y menos aún en un ambiente no familiar en el que estamos intentando adaptarnos a un grupo nuevo de personas. Los cambios verdaderos emanan de la voluntad de uno mismo y en el contexto de su cotidianidad. Eso sí, una cosa es cambiar de verdad y otra es cambiar tu percepción de la realidad, la percepción puede cambiar todo lo que quieras, incluso en 4 días puede cambiar mucho, pero eso no significa que hayas cambiado realmente, solo han cambiado las gafas que llevas puestas con las que miras la realidad.

      Respecto al bien y al mal, es un tema que encuentro interesantísimo, si me permites para no extenderme una barbaridad te voy a recomendar una lectura al respecto. Ponerología política de Andrej Lobaczewski. Resumiendo, el científico confirma que efectivamente hay una serie de circunstancias cerebrales físicas (anomalias en el funcionamiento del límbico) que presenta un porcentaje de la población entorno al 1-5% que hoy en día conocemos como psicópatas. Este grupo sufre una desconexion desde el nacimiento a la muerte de una zona del cerebro que los demás podemos usar y se encarga de permitirnos ponernos en la piel del otro y de hecho VER al otro como un sujeto y no como un objeto.

      Se podría llegar a definir (es una definición libre que te escribo ahora sobre la marcha) el mal objetivamente como las acciones emanadas de la incapacidad para mirar la realidad en su complejidad sujeto-sujetos-objetos debido a daños permanentes o coyunturales en esas zonas del cerebro.

      Un grupo que son los primarios tienen esta anomalía congénita y otro grupo de entorno al 18% de la población son los secundarios (no congénitos) susceptibles de desarrollar los síntomas de la anomalía debido a trauma intenso (en la infancia o en la adultez), intoxicaciones y/o desequilibrios hormonales severos por una alimentación incorrecta.

      Ahora, la “comunidad Osho” ha aprovechado y aprovecha el relativismo moral de muchas maneras distintas. En las entradas lo explico pero te pongo un par de ejemplos: en realidad lo que hacen es confundir al personal porque por un lado dicen que bien y mal no existen y sin embargo no dejan de insinuar que las relaciones estables y los matrimonios son una mierda (como hacía Osho, que se dedicaba a acostarse con sus discípulas) (es decir son malas según ellos porque en realidad atan a la persona cuando en realidad las personas han de amar a todos y a todo sin contratos). Yo he visto muchos casos de gente que se han separado de sus parejas o divorciado porque el “terapeuta” de Osho les dejó meridianamente claro que si su pareja no quería acudir a los talleres y/o “crecer” como persona, entonces habían de plantearse si esa es la persona adecuada para ellos… jajajaja o forma parte del grupo contigo, viene y paga o déjale.

      O por ejemplo nunca se pronunciaban respecto a usar la voluntad para modificar las situaciones que no funcionaban en la vida de la gente (porque total, en la vida no hay bien ni mal y lo único que has de hacer si te sientes mal es sentir y sintiendo eso que te pasa desharás el nudo emocional interno y a resultas de eso la vida se solucionará sola) Es dcir, el relativismo moral llevaba a la gente a la ABULIA, a la carencia de voluntad, a mí me pasó eso por ejemplo.

      Y en cuanto a lo de la cetósis, soy consciente de que en medicina se explica la cetosis como un estado malísimo para el cuerpo etc, etc… obviamente no tengo ni de lejos los conocimientos que tienes tú en la materia, pero pareciese ser que lo de la cetosis es un mito más como lo fué el de beber 8 vasos de agua al día, el del colesterol ligado a las cuestiones coronarias o el del azúcar como mera glucosa buena para el organismo. Si me permites una lectura al respecto sería la de Nora Gedgaudas: Primal body primal mind. Ya te digo que no soy experto en el tema, pero puedo aseverar que la transición de vuelta al consumo moderado de proteina, la ingesta de grasas animales de alta calidad en cantidad moderada y la reducción de carbohidratos en mi dieta me sacaron del estado de “secuestro emocional” en el que vivía.

      No tengo datos para demostrar esto y no sabría ni cómo articularlo como estudio, pero mi hipótesis es que el consumo desmedido de carbohidratos y la falta de consumo de proteina y grasas influyen fuertemente en la psique humana al punto de hacerle más vulnerable a los raptos emocionales (a no ser capaces de mirar la vida con objetividad, sino verse obligado compulsivamente a mirar la realidad a través de los ojos de las emociones desbordadas).

      Espero que te haya sido de utilidad lo que he comentado y gracias una vez más por tus comentarios.

      Un saludo!

  4. Hola Marko,

    Muchas gracias por la contestación y siento que te hayas tenido que extender en temas que has tratado anteriormente en otras entradas. Pero me ha quedado muy claro y entiendo ya cómo utilizan esa relatividad moral. Tengo un libro de Osho (no me acuerdo de dónde lo saqué, igual de los libros que a veces dan gratis la biblioteca y que son de colecciones y tal) y la verdad aunque me gustó bastante, y creo que tiene bastante sentido , sí que me di cuenta de lo que hablas. Porque el peligro que tiene esa actitud de “no existe el mal” es que uno omita la responsabilidad que tiene al hacer una acción. Porque igual el “mal” en sí, es como ya dije, una interpretación humana y que poco sentido tiene en la naturaleza, pero lo cierto e innegable es que somos una especie social y vivimos en sociedad. Y en toda sociedad hay normas que serán arbirtrarias pero que tienen como finalidad la buena convivencia y la supervivencia de la especie. Entonces se adaptan “mal” y “bien” y esto hace que la cosa vaya bien. Creo, sin conocerlo muy bien, las diferentes religiones mayoritarias ya han identificado los mayores males o los que atentan más a una buena convivencia: no matarás, etc, etc. Por eso, a pesar de no ser una persona religiosa, sí que veo la importante labor que hace, ya que da unas pautas de conducta para aquellos que no sepan o puedan discernir.

    Así que el caso de Osho es potencialmente peligroso en cuanto que hace creer a la gente que las acciones no tienen consecuencias y se mezclan conceptos como la libertad a la individualidad. Encima, si estás en una posición desesperada de soledad, y creo que muchos más de los que lo admitimos, lo estamos, la comida de coco está servida.

    En cuanto al tema de la cetosis. A ver, la nutrición no es mi campo, y además no soy experta en “animales”, menos “humanos” pero ciertamente tengo una base fuerte de bioquímica y algo se queda. Además, me ha interesado mucho la nutrición y especialmente en el último año he estado investigando bastante. Que sea bioquímica no quiere decir que me crea todo lo que se publica en ciencia. La nutrición es un terreno pantanoso y creo que siempre que se trabajan con humanos, por tema de reproducibilidad y por ética (no se puede maltratar o matar a los sujetos de estudio, tal y como hacemos los de “plantas”) con lo que la información está sujeta a muchísimas más variables de las que normalmente ya está. Por no contar de errores de metodología, etc, etc. Vaya, que no me extraña que la gente no se crea nada cuando cada X tiempo se oye la nueva dieta tal, que si el agua engorda, que sino, que si no pero sólo si la tomas antes o después de las comidas, etc. Lo entiendo, porque no tienen la formación básica y es fácil perderse entre tanta información, más cuando mucha de ell está destinada a vendernos algo.

    Dicho esto sí que hay cosas que están bien establecidas y hay cosas que son química pura y que son fáciles de demostrar. Por ejemplo, me nombras lo de beber 8 vasos de agua al día. Yo siempre he bebido poquísima agua, pero a raíz de problemas de salud he empezado a experimentar con diferentes hábitos para mejorar y minimizar problemas. Siempre he comido moderadamente sano y hago deporte. Así que una de las cosas que quería probar es lo del agua. Me estuve informando y la verdad, es que no necesitas buscar mucho para ver la importancia de ello. Me di cuenta de que mi cuerpo se ha acostumbrado a tirar sin agua y es que el cuerpo se acostumbra a todo, pero eso no quiere decir que esto sea lo mejor para él y que no tenga consecuencias a medio/largo plazo. Empecé a “forzarme” a beber agua tan sólo levantarme, y en un total de 5-6 vasos al día (lo hice en invierno, si tomaba más, sentía que podía nadar en mi estómago)…y aunque los primeros dos-tres días se me hizo súper antinatural, me sentía embotada, etc, descubrí tras esos días, cuando ya no había “escasez” de agua (el cuerpo no sabe si hay o no hay, si no le damos, lo interpreta como escasez y se ajusta), y me empezaba a pedir agua. Además, empecé a ir al baño a primera hora de la mañana, es decir, evacuaba mejor (nunca he tenido problemas, pero he sido consciente de que era todo muy caótico). ¿Explicación? Somos agua. Muchas enzimas detoxificadoras del cuerpo necesitan agua para funcionar, y sino hay, el proceso se para. Si se para, las toxinas se quedan más tiempo “vagando” y eso no es positivo. Por no hablar de que la bilis necesita agua y que si no hay, el proceso digestivo no tiene un funcionamiento óptimo. Por no hablar del sudor y de los riñones. Ahora, ¿hay que beber 8 vasos de agua? Pues no, hay que buscar lo que tu cuerpo te pide a TI, AHORA. Es decir, según el clima, tu actividad, tu sexo, edad, etc, vas a tener diferentes necesidades. Pero estamos acostumbrados a vivir de espaldas a nuestras necesidades, el cuerpo se adapta y llega un momento que nos deja de pedir y funciona igual, que no quiere decir que bien.

    Con lo de la cetosis, algo parecido, aunque por lo que me has dicho no creo que realmente estés en cetosis (si tienes mal aliento tienes más papeletas que sea por eso). Y el cerebro funciona con glucosa y eso no es azúcar (el azúcar es glucosa+fructosa y la fructosa no se aprovecha). Así que sí, los hidratos de carbono son necesarios, pero los de calidad, los de asimilación lenta (que son cadenas largas de glucosa) pero las proteínas también, ¡CLARO! y los lípidos son ESENCIALES (todas las células del cuerpo y tenemos billones están rodeadas de una capa lipídica, así que ya lo creo que importa). Yo creo firmemente que el típico triángulo de alimentación hay que tomarlo con pinzas y que está mal planteado y lo que hay que hacer es experimentar con uno mismo. Si la dieta que sigues ahora te va bien, te sientes fuerte y te funciona a largo plazo, entonces es que vas bien. Es importante saber leer las señales.

    Y bueno, que me he enrollado y que he hecho un comentario-entrada. Me he emocionado y la capacidad de síntesis no es lo mío. Espero, no obstante que algo te haya servido.

    Te seguiré leyendo, sobre todo lo que hablas de economía que me suena a chino mandarían pero que lo que pillo me parece tremendamente interesante.

    Saludos!

    (P.D: Por cierto, tu nombre me suena a croata, ¿me equivoco? Si es así, estuve en tu tierra hace un año y tengo un buen amigo de allí y me enamoré perdidamente. Y sino eres, pues seguro que también es fantástico, sólo que quizás no tenga la suerte de conocerlo 😛 :P)

    1. Genial. Agradezco tu comentario y tomo en cuenta lo que comentas. Al no ser un experto y guiarme bastante por los resultados que aprecio en mi cuerpo en el tema alimenticio no puedo aseverar nada, no sé lo suficiente, en el relato intentaba hacer una relación entre mi alimentación y mi salida de esa paja mental, porque verdaderamente existió una relación directa en mi caso.

      Me alegro que te suene interesante lo de la economía, hace unos meses me harté de no entender una mierda de economía, me compré una libreta, busque economía de verdad en google y empecé a estudiar ajajaja parece que habia gente en el S.XVIII que ya daban soluciones satisfactorias a los problemas de hoy en día.

      Mi apellido es serbio, soy mitad serbio y mitad eslovaco (y criado en España desde los 6). Conozco un poco Croacia, es un pais hermoso.

      Un abrazo y gracias por tomarte el tiempo de contestar.

      1. Luego pensé que quizás tu apellido era serbio, tras darle a enviar, claro…metí la pata (algo común en mí por otro lado) 😛 Tengo una amiga que fue el año pasado con su novio serbio y ahora tengo mucha curiosidad.

        Yo creo que no hace falta ser un experto en nutrición para tomar buenas decisiones, al fin y al cabo, todos acumulamos un montón de observaciones en nosotros mismos. Si a ti te supuso un cambio positivo es porque fue así, con lo que tampoco me complicaría mucho.

        1. Técnicamente mi apellido es Montenegrino.

          Mis familiares no obstante se mudaron a Belgrado en la anterior generación.

          Efectivamente, la nutrición tiene un componente importante te dexperimentación y auto-observación de los efectos en uno mismo.

          Si lo de la economía te interesaba, seguramente te interesará saber la pregunta de la que huyó ayer y no contestó Juan Carlos Monedero de Podemos, cuando le pregunté publicamente en Paris, colgaré la entrada durante el día de hoy.

          Un abrazo

  5. Llegué a este blog buscando críticas a toda esa bazofia de la “autoayuda”. Paulo Coelho, Eckhart Tolle, Osho… en fin, todos esos gurús que tienen en común lo mismo, tratar de hacer negocio con el sufrimiento humano, el cual no comprenden en toda su dimensión porque son individuos psicopáticos.

    Yo nunca he estado metido en ningún grupo de esos pero he tenido que sufrir mucho a mi alrededor las consecuencias de este “pensamiento” y he dedicado mucho tiempo a rastrear de dónde demonios viene todo eso del “sufres por tu ego”, “atraes lo negativo con tus pensamientos negativos”, etc…

    Yo creo que a día de hoy casi todo el mundo ha conocido alguna vez a alguien que le viene con esos “consejos”. Ya mismamente darse una vuelta por cualquier red social nos hace ver la cantidad de gente que tiene en su perfil frases de esas estilo “new age”, siempre acompañadas de una bella imagen, flores, un paisaje y cosas por el estilo. Parece una especie de enfermedad contagiosa contra la que muy pocos estamos inmunizados.

    Me he leído toda la historia que se relata en este blog sobre el grupo de Osho, al cual le cogí asco ya sin conocerle cuando vi a Rafa Pal en un vídeo de Youtube decir que el decía que “la timidez es en realidad ego porque te preocupas demasiado de lo que piensen los demás de ti”. ¡Ole sus cojones! Bonita interpretación psicopática de algo tan profundo y difícil de superar como la timidez, que casi siempre tiene raíces en algo externo al que la sufre (mala experiencias, maltratos, abusos, traición de la confianza…) y no es su culpa en absoluto. Parece que para esta gente todo es por el “ego”, menos sacar dinero a la gente para vivir a todo tren, por supuesto.

    Este blog me ha servido para reafirmarme en lo que ya sospechaba, que detrás de esta lacra lo que subyace es la psicopatía. He suspirado aliviado más de una vez mientras lo leía, por no haberme relacionado nunca con esa gente y porque nunca han conseguido venderme la moto. De hecho, siempre he terminado alejándome de las personas que me venían con “consejos” de ese tipo que lejos de ayudarme me hacían daño, haciéndome sentir culpable de todo lo malo que me pasaba y por otro lado negándome su ayuda cuando la necesitaba porque eso sería “condicionarme” y además ellos tienen que “fluir”. Así que los dejaba así, “fluyendo”, pero sin mi; además que tampoco quería seguir “contaminando sus mentes con pensamientos negativos”. No estoy hablando de seguidores de Osho, estoy hablando de personas que simplemente se han dado un atracón de leer bazofia de esa de varios sitios distintos y han acabado adoptando esa manera de ver la vida tan solipsista y relativista, supongo que porque les resulta cómoda.

    Y ya que hablamos de relativismo quería exponer cómo veo yo el tema del bien y el mal. He observado que hay dos grandes lacras ideo-patológicas (como diría el autor del blog) a cual más peligrosa que fomentan y justifican el relativismo moral.

    Una ya se ha dicho, y es el “pensamiento” “new age” de los gurús “espirituales” como Osho, no hace falta que me repita porque ya está todo bien explicado en este blog. Pero hay otra que poca gente se da cuenta porque se vende como cierta en las universidades y en general en los ámbitos académicos, y es el darwinismo.

    De hecho, la chica que comenta arriba diciendo que es bióloga da muestras claras de ese adoctrinamiento cuando dice que “el bien y el mal son un concepto puramente humano (como si eso lo convirtiera en algo relativo) y que en la naturaleza no existen el bien y el mal”. Consigna que nos repiten constantemente los documentales darwinistas de animales en el que siempre nos subrayan la parte cruel (depredación sobre todo) de los animales dejando de lado otras, cuando no directamente manipulan los contenidos de forma descarada para que se vea lo que ellos quieren mostrar. “Machos dominantes”, “lucha por la supervivencia”, “escasez de recursos”… etc… etc… Primero le preguntaría yo a esta chica a qué se refiere con naturaleza, puesto que nosotros formamos parte de ella y esta no es “todos los animales y plantas aparte del ser humano”. Esa división es ideológica y tendenciosa, típica del darwinista que se ve a sí mismo como un “simio evolucionado” que ha conseguido estar por encima de “la naturaleza” con su “ciencia”.

    Digo, e insisto, que eso viene del darwinismo, puesto que si piensas que venimos de un ancestro común, al ver una mantis que se come a su pareja después de la copula (y si eres un psicópata ya condicionado peor), tenderás a pensar que en alguna parte de nuestro cerebro tiene que quedar algo de eso, puesto que nuestro antepasado es el mismo si nos remontamos millones de años atrás.

    (Hago aquí un inciso para decir que las partes en que no he podido estar de acuerdo con el blog es donde se hacía referencia a todos esos conceptos de psicología “oficial” basados en el darwinismo, que me parecen tan absurdos y falsos como los postulados de Osho. “Cerebro primitivo/reptiliano”, niños que “aún no han desarrollado más que su parte primitiva”, “mecanismo adaptativo”, etc… Quien no sepa de lo que hablo que busque el fraude de las etapas del desarrollo comparadas a la evolución que hizo uno, que ahora no recuerdo su nombre, para “demostrar” que un feto humano estaban todos los estadios “evolutivos”. No existen diferentes cerebros dentro de uno ni partes del cerebro “más primitivas” que otras. Resumiendo, porque no es mi intención extenderme con esto. Toda la psicología basada en el darwinismo es falsa. Todo lo que hable de “evolutivo”, “adaptativo”, “primitivo”, etc… es falso, porque sus bases son falsas, ya explicaré abajo de dónde saco esto para decirlo con la total confianza con que lo digo. De hecho, a mi muchos psicólogos “oficiales” me parecen tanto o más perniciosos como los terapeutas de Osho o cualquier otra “terapia” que pretenda hablar con autoridad total de algo tan complejo como la mente humana.)

    No exagero si digo que salir de estas mentiras ideológicas que nos meten en los ámbitos académicos desde pequeños como “ciencia objetiva” fue para mi una auténtica liberación, una “iluminación”, si se me permite ironizar con el tema del blog. Pero una de verdad, porque así me liberé de la autoridad que tenían sobre mi anteriormente esas ideas.

    ¿Cómo me liberé? Pues muy sencillo, el primer paso fue ver a un biólogo profesor de una universidad exponer esa pseudociencia punto por punto con abundantes datos y pruebas. Estoy hablando de Máximo Sandín, poniendo su nombre en Youtube ya aparecen muchos vídeos suyos, de entrevistas y conferencias. Recomiendo su visionado porque el pensamiento sectario del darwinismo me parece tan peligroso como el del “new age”, y además ambos en el fondo conducen a lo mismo, al relativismo moral y al “todo vale”. La diferencia es que uno te dice que “hay que fluir” y otro te dice que si un león puede llegar a matar a los bebés de otro, o si un mosquito va por ahí chupando la sangre a los demás “¿qué razón hay para ser buenos?” Lo cual, si nos liberamos del darwinismo se puede contestar de una forma muy sencilla: pues que nosotros no somos ni leones, ni mosquitos, ni monos, ni comadrejas, sino personas. Decir que algo está bien hacerlo porque otro animal lo hace es en el fondo tan ridículo como el viejo refrán de “¿si Menganito dice que se tira de un puente tu también lo haces?”, que usaban los profesores en el colegio en mis tiempos, allá por los 80, cuando aún se le daba importancia a tener personalidad, para que la conserváramos y no nos dejáramos influenciar fácilmente.

    Luego fui buscando más autores y más gente crítica con el darwinismo, que no eran curas ni religiosos, como los darwinistas acérrimos como Richard Dawkins pretenden hacernos creer, sino científicos serios que tuvieron el valor de cuestionar lo que se les enseñó como cierto sin tener la más mínima lógica.

    Y aunque hay que decir que hay diferencias, de forma y no de esencia, tengo que decir que cuando Máximo Sandín habla de como antes se creía esas cosas sin cuestionarlas y de cómo despertó a la mentira, de cómo las preguntas inteligentes de sus alumnos en clase le hicieron reflexionar e investigar el darwinismo en profundidad, no puedo evitar que me recuerde a los testimonios como el de este blog, de personas que han despertado a un pensamiento sectario y engañoso.

    Invito también a pasarse por su página donde tiene interesantes artículos sobre el tema, se llama Somos Bacterias y Virus.

    Si logramos desintoxicarnos de los dos grandes pilares que comento arriba que sustentan y justifican el relativismo moral nos daremos cuenta de que la verdad es que detrás de todo eso hay siempre psicópatas. Es a los psicópatas a los que les conviene tanto que pensemos que no hay bien ni mal, para hacer lo que les de la gana y poder sentirse cómodos en un mundo donde casi todos piensen que “todo es relativo”. Pero las personas sanas no se sienten mal cuando hacen algo malo por “condicionamiento cultural”, sino porque los humanos sanos somos así. La moral y la diferenciación entre el bien y el mal es algo humano y universal. Todas las “culturas” que se han desviado de esas senda ha sido porque habían caído en manos de megalómanos psicópatas que habían logrado hacer creer a una mayoría que su forma de ver la vida, patológica, era la “naturaleza humana”. Cualquier caso que se piense se verá que se cumple lo que estoy diciendo. Los tratados de ponerología, aunque caen en cierto cientificismo, lo explican muy bien. Y me pregunto porqué y a quiénes interesa que la ciencia “oficial” siga negando la existencia del mal y desprestigiando esos estudios como “no-científicos” cuando por otro lado se habla de “genes egoístas” y de “machos dominantes” como si fuera lo más científico y objetivo que hay.

    Nuestro mundo está ahora muy psicopatizado. Lo compruebo a diario. Gente que no es psicópata pero que cree que ser como ellos es ser un “superhombre” y que el modelo a seguir es ese, porque eso es ser un “macho alpha” (en el caso del darwinismo) o un “iluminado” (en el caso de las sectas “new age”). Al final detrás de todo relativismo moral siempre se oculta la sombra de los psicópatas. Tenemos que tener muy claro que su forma de razonar no es la correcta, que ellos hablan del bien y del mal, del amor y del odio, de la tristeza y la alegría, y otras emociones como un sordo de nacimiento hablaría de la música, o sea, hablando claro, sin tener ni puta idea de lo que son, más que de ver y estudiar cómo reaccionan los que sí pueden sentirlo.

    Dejemos que nos hablen de “la naturaleza humana” sólo los que demuestren ser humanos sanos, y no psicópatas que están más cerca de los monstruos que de las personas.

    Antes de terminar quiero aclarar que no so católico ni profeso religión alguna, por si alguien estaba pensando que mis ataques al darwinismo y mi defensa del bien y el mal como conceptos bien diferenciados viene de “los curas”; falacia que usaba Osho y que también usan los darwinistas como Dawkins (¿coincidencia?). Sencillamente soy una persona sensible y sana mentalmente que está cansada de retóricas psicopáticas para justificar lo injustificable y extender, como lo han hecho en los últimos años con la ayuda de los medios de difusión masiva e internet, un solipsismo y una indolencia general como nunca antes se había visto.

    Tanto la visión de Osho como la del darwinismo son visiones psicopáticas de la vida. Exponerlas a ambas y también dejar claro que detrás de ellas lo que hay es un trastorno mental psicopático es la mejor forma de defendernos y de ayudar a que el mundo empiece a recuperar poco a poco la cordura.

    En la Naturaleza hay bien y mal, porque los seres humanos somos parte de ella y los que estamos sanos mentalmente nacemos y crecemos con la capacidad de distinguirlos. Ni son convenciones “religiosas”, ni “sociales”, forman parte de nosotros como la capacidad de diferenciar entre el dolor y el placer. ¿O alguien sería tan tonto de negar que existe el dolor sólo porque hay personas que cuando están sedadas o insensibilizadas de algún modo no lo sienten? ¿Convertiría esto al dolor en algo “cultural”?

    1. Buenos días Shin,

      Antetodo muchas gracias por tu tiempo y atención a la hora de escribir tu comentario, que me ha resultado muy enriquecedor, tanto es así que citándo tu apodo Shin, me he permitido la libertad de compartirlo en las redes sociales, lo encuentro instructivo, profundo y muy bien reflexionado.

      Haré como dices y estudiaré a Sandín (del que ya ví de pasada el inicio de una entrevista hará unos años, pero no profundicé).

      Aunque no lo mencioné específicamente ni me creo ni sostengo el darwinismo de forma alguna, aunque bien es cierto que uso términos en el blog como los que afirmas que son más de una vertiente oficial, pero quizás sin haber matizado el por qué de ellos, más como una manera de contrarrestar el lenguaje vago y difuso de la new age que como justificación del darwinismo, ya que como digo no me la creo.

      Te agradezco mucho una vez más tu tiempo y esmero en el comentario, te agradecería que me encuentres por las redes sociales y me añadas, me gustaría seguir leyendo lo que compartas.

      Un saludo y muchos ánimos en estos tiempos psicopatizados que nos ha tocado vivir.

  6. He leido esto con verdadera delectación, señor Vlahovic. Me los he leido todos. Celebro la manera en que describe toda esta manera relativista de ver las cosas que suele ser -por regla casi general- la tónica de estos elementos que es de uso atribuir a esta cosa que se llama “New Age”. Es un tema que me interesa mucho por diversas razones. No me ha tocado conocer una comuna de Osho, por ej, pero me he visto envuelto en ambientes con objetivos parecidos. Aunque en mi caso, mucho mas “de a pié”, digamos. Eramos un grupo de amigos reunidos en torno de dos elementos básicos: la música y la meditación. Dada la naturaleza de la persona que de algún modo nos coligaba (siempre hay un “lider”) ninguna de estas cosas que tu describes llegó a ocurrir. (Por lo demás, lo que viví es incomparable en dimensión) Decía que esta figura era alguien muy centrado y de una honestidad intelectual que hoy, al mirarlo a la distancia, valoro y agradezco un montón. Yo tenía unos dieciocho, a esa edad, uno es romántico y trágico y la conciencia de ser una suerte de “vanguardia espiritual” puede trastocar aún mas la precaria relación con la realidad que se tiene en esas edades. Enredado con este tipo de experiencias, me ha tocado ver de cerca una variopinta gama de fauna misticoide informada de gente con mas o menos buena voluntad y conocimiento. He vivido en Capilla del Monte, localidad Cordobesa (Argentina) que tiene un largo historial y fama de corte esotérico. Me ha parecido muy sincero su testimonio, de una sinceridad que no le hace asco al riesgo de ser motejado de “complicado” o “rencoroso” por parte de gentes de juicio apresurado (o ausente). Esa sinceridad es algo de celebrar. Todo esto que ha hecho es de celebrar y -repito- lo he leido con placer. Mi comercio con estos escritos me ha deparado momentos realmente maravillosos. He entrado en éxtasis con el esclarecedor comentario del señor Mayk. Su poder de síntesis que derriba punto por punto lo expuesto en este trabajo suyo es verdaderamente conmovedor. La eficacia de la frase “eres un puto chupa pija” casi me ha convertido en el acólito número uno de Osho y me han dado ganas de juntar mis cosas y salir para Oregon. Ya repuesto de este entusiasmo, lo he pensado mejor y he decidido seguir con mi vida de Uruguayo emigrante, aquí, en Trier, Alemania (sitio que ha visto nacer al señor Marx… ojo al piojo!) donde trabajo de albañil y hago música cuando me dejan. Un abrazo, troesma. Ahh!! Me ha dado mucha gracia la descripcion del argentino ese! Lo vi en tecnicolor!

  7. Otra cosa! Agradezco mogollón (como dicen los españoles) a Rafael Palacios! Ya que por mi costumbre de seguir la labor alucinante que hace con su página he dado con este trabajo! (Y deslizo un nombre por si tienes una recaida y decides usar tus conocimientos de sugestion aprendidos en el “osho” del mundo para montar tu propio ashram y llegar -no digo a noventa y tantos Rolls Royces-, pero si a amasar una fortuna que te permita tener una flota de unos once Citroens 2 CV. El nombre es el que sigue: Sri Putochupapijananda Das. De nada.)

    1. Como puedes comprobar, mis textos sobre el Advaita no están a la venta, esta todo abierto y gratis, justamente para que evitar que alguien pueda argumentar que he escrito lo que he escrito para ganar dinero. No, he escrito lo que he escrito porque sé de lo que hablo y quiero ayudar a las personas a entender mejor lo que pasa en esos grupos y con estas ideologías analizando tanto los aspectos positivos (que aunque pocos, los hay) como los negativos.

      Te agradezco la sugerencia de nombre de gurú, si alguna vez llego a ser gurú me pondré ese nombre: Sri Putochupapijananda Das.

      Creo que vas a tener que esperar para ese momento el resto de tus dias, no obstante.

      Saludos

  8. Ja ja. Fue una broma Marko! Leiste el anterior mensaje? Es mio tambien. El ultimo, el cortito es una continuacion. Una broma. Un abrazo, ché.

  9. He leido esto con verdadera delectación, señor Vlahovic. Me los he leido todos. Celebro la manera en que describe toda esta manera relativista de ver las cosas que suele ser -por regla casi general- la tónica de estos elementos que es de uso atribuir a esta cosa que se llama “New Age”. Es un tema que me interesa mucho por diversas razones. No me ha tocado conocer una comuna de Osho, por ej, pero me he visto envuelto en ambientes con objetivos parecidos. Aunque en mi caso, mucho mas “de a pié”, digamos. Eramos un grupo de amigos reunidos en torno de dos elementos básicos: la música y la meditación. Dada la naturaleza de la persona que de algún modo nos coligaba (siempre hay un “lider”) ninguna de estas cosas que tu describes llegó a ocurrir. (Por lo demás, lo que viví es incomparable en dimensión) Decía que esta figura era alguien muy centrado y de una honestidad intelectual que hoy, al mirarlo a la distancia, valoro y agradezco un montón. Yo tenía unos dieciocho, a esa edad, uno es romántico y trágico y la conciencia de ser una suerte de “vanguardia espiritual” puede trastocar aún mas la precaria relación con la realidad que se tiene en esas edades. Enredado con este tipo de experiencias, me ha tocado ver de cerca una variopinta gama de fauna misticoide informada de gente con mas o menos buena voluntad y conocimiento. He vivido en Capilla del Monte, localidad Cordobesa (Argentina) que tiene un largo historial y fama de corte esotérico. Me ha parecido muy sincero su testimonio, de una sinceridad que no le hace asco al riesgo de ser motejado de “complicado” o “rencoroso” por parte de gentes de juicio apresurado (o ausente). Esa sinceridad es algo de celebrar. Todo esto que ha hecho es de celebrar y -repito- lo he leido con placer. Mi comercio con estos escritos me ha deparado momentos realmente maravillosos. He entrado en éxtasis con el esclarecedor comentario del señor Mayk. Su poder de síntesis que derriba punto por punto lo expuesto en este trabajo suyo es verdaderamente conmovedor. La eficacia de la frase “eres un puto chupa pija” casi me ha convertido en el acólito número uno de Osho y me han dado ganas de juntar mis cosas y salir para Oregon. Ya repuesto de este entusiasmo, lo he pensado mejor y he decidido seguir con mi vida de Uruguayo emigrante, aquí, en Trier, Alemania (sitio que ha visto nacer al señor Marx… ojo al piojo!) donde trabajo de albañil y hago música cuando me dejan. Un abrazo, troesma. Ahh!! Me ha dado mucha gracia la descripcion del argentino ese! Lo vi en tecnicolor! (Este texto está mas arriba, lo vuelvo a pegar porque creo que no lo has visto y si has visto el segundo -el cortito- que es el que me has contestado. Decía, lo pego porque el segundo, sin haber leído el primero, puede parecer hostil o cínico. Lejos de mí esa intencion, Marko! Detestaría que te quedes con esa impresión de mi intervención en este Blog tuyo! Bueno, un saludo para ti.)

    1. No te preocupes, más tarde entendí tu comentario y me reí.

      Gracias por tus palabras y muchos ánimos para continuar en esta Europa a la deriva…

      Te deseo un buen caminar!
      Hasta pronto

  10. Buenos días Marko,

    En primer lugar quería agradecerte enormemente que hayas compartido tu experiencia con tantos detalles, admiro tu valentía… ya no para ser capaz de darte cuenta y reflexionar sobre la situación en la que estabas, sino también para denunciarla públicamente.

    Comentabas en los primeros posts que uno de tus objetivos era evitar que otras personas se vieran involucradas en este tipo de comunidades, y me gustaría trasladarte que lo has conseguido:

    Hace 3 años, con 19 años, me diagnosticaron de una depresión mayor, recibí tratamiento tanto farmacológico como psicoterapéutico y conseguí remontar otra vez. Sin embargo, hace unos meses experimenté una recaída. En estos momentos de vulnerabilidad, unas personas de mi entorno que nunca antes habían mostrado interés en conocerme se pusieron en contacto conmigo y me invitaron a un taller de zen-tantra. No me dieron muchos detalles de su filosofía ni de lo que consistiría… pero en esos momentos de embotamiento racional y emocional, decidí asistir. La experiencia fue fabulosa (incluso demasiado), todo el mundo era tan amable, empático, comprensivo… Resulta que había gente que había vivido experiencias similares a la mía, y conecté con su “onda”. Soy una persona altamente sensible, y sentirme rodeada de gente que le daba tanta importancia a las emociones era muy reconfortante. Entre ejercicio y ejercicio (risoterapia, bailes, etc), la aprendiz de un discípulo de Osho hablaba sobre aspectos de la vida y del manejo de las emociones. He de decir que muchas cosas me chirriaban porque a pesar de mi estado de batiburrillo mental, soy una persona muy racional y con altos grados de escepticismo… sobre todo me chocaba la explicación sobre el funcionamiento del cuerpo humano, energías, enfermedades…. estudio 5º de medicina y he visto como este tipo de creencias apartaban a pacientes de la medicina científica prometiéndoles una curación que nunca llegaría.

    En uno de los ejercicios llegué a lo que gracias a tu relato ahora sé que es un fenómeno de catarsis. Lo había experimentado previamente (1 mes antes) durante una meditación guiada sobre el niño interior (con el que tengo bastantes cosas que resolver). Empecé a llorar desconsoladamente, y aunque es verdad que al recomponerme me sentí un poco desahogada, en mi cabeza comenzaron a mezclarse unos pensamientos con otros y fue una sensación muy desagradable.

    Tras el taller fuimos a cenar todos juntos, intenté conversar con los demás asistentes pero no tardé en darme cuenta que aunque durante el taller parecían gente súper empática, luego eran incapaces de escucharte atentamente, cada uno hablaba únicamente de si mismo. Aún así, volví a casa súper contenta y con ganas de más.

    Durante las semanas siguientes me han estado insistiendo en acudir a un festival/retiro espiritual/vacaciones productivas o lo que sea, en el que estará presente su maestro. Aunque habían comentado algunas cosas sobre el maestro en el taller de zentantra, lo habían mencionado muy por encima. Todas mis alarmas se activaron (anímicamente también me encuentro mejor ahora), ¿cómo es que una persona puede tener la verdad absoluta sobre la felicidad? ¿Como puede alardear alguien de que ha encontrado la manera de vivir plenamente y además, ojo, está dispuesto a compartir esta sabiduría y a invertir su vida en enseñárselo a los demás? Poco a poco comencé a sospechar algo patológico detrás de estas relaciones maestro-discípulo… E investigué un poco sobre Osho (del que por cierto solo me habían contado maravillas) y llegué hasta tu blog, una de las pocas páginas web que hablan de los discípulos de Osho.

    Por supuesto que tras leer tus entradas, tengo clarísimo que no voy a ir a ese retiro. Al principio estaba confusa, pensaba que quizás este colectivo sería diferente, pero he sido capaz de identificar todos los aspectos de su ideología en tu texto, así que de nuevo te doy las gracias.

    Un profesor de psiquiatría de mi facultad, hablando de la psicoterapia, nos explicó que los métodos psicoterapéuticos también tenían efectos secundarios, como si de un fármaco se tratase. Es por ello que hay psicoterapias contraindicadas en algunos casos, y su indicación en según qué circunstancias podía considerarse negligencia médica. Las palabras son muy poderosas, pueden modificar nuestras estructuras neuronales, las conexiones y redes nerviosas, así que hay que tener cuidado con ellas. Por ejemplo, yo hice un ejercicio de introspección que no era adecuado para mí durante el taller, que podría haber salido muy mal y podría haberme causado mucho daño, y no había ningún profesional de salud mental capaz de manejar la situación… por no hablar del cambio en todas las áreas de la persona que se produce cuando comienzas a simpatizar con esta ideología y que tú has explicado y analizado muy bien…

    Un abrazo,

    1. Hola querida lectora

      Me alegro que lo escrito en el blog sea de utilidad para adentrarte de antemano en los claros y oscuros que tiene esta comunidad en su manera de operar. Me alegro de que te vaya mejor y valoro en alta estima tu aportación. No me había planteado el hecho de que la introspección pudiese tener efectos secundarios de la manera en que lo planteas. Pero ahora que lo dices estoy de acuerdo en que de hecho es así hay según qué exploraciones que son contraindicadas porque pueden desestructurar enormemente a la persona.

      Saludos y muchas gracias por tu aportación he aprendido leyéndola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *