Mi experiencia con la “comunidad” osho: anexo I

La visión de osho sobre la vida y la sociedad fué también un elemento fuertemente engranado en las mentes de aquellos de sus adeptos que transmitían y transmiten enseñanzas. Es un peculiar batiburrillo ideológico que, como la mayor parte de lo referente a osho, mezcla elementos sociales, economicos y culturales dispares con tanta incoherencia como desenfado.

De hecho, me gustaría hacer notar que a menudo una gran herramienta de engaño estriba en impostar el tono del habla, imprimiendole una falsa seguridad y certeza, haciendo ademas que el interlocutor se centre en el tono y no en el contenido de lo expresado.

Copio un enlace con el que me tropece hace un par de dias que detalla brevemente la “visión” macrosocial de Osho.

http://www.osho.com/es/read/osho/a-world-of-communes

No voy a entrar a detallarla, ya que el texto que he pegado la explica bastante bien.

Me gustaría sin embargo hacer notar al lector algunas contradicciones e incoherencias mayúsculas, de las que por otra parte pude ser testigo en vivo en conversaciones y eventos durante más de un lustro.

La primera de todas es que oirás a osho (y por ende a todo su séquito) repetir hasta la saciedad que cada hombre y mujer son únicos y que es primordial que desarrollen ese potencial para tener un mundo de gentes libres.

Lo curioso del asunto es que lo que hicieron tanto osho como los oshianos fue justamente desproveer objetiva y factualmente de identidad a todos los miembros de la comunidad, cambiandoles los nombres, obligandoles a vestir igual y apartandoles de intereses orientados hacia el conocimiento, el saber y los estudios. Es decir privar de unicidad y libertad literalmente.

Libertad según  osho significa que las personas han de ser libres segun SU visión,  es decir, libres para formar comunas como la que el abanderó, en las que no exista el principio natural de propiedad, en el que todo sea “de la comuna” olvidando convenientemente que esa comuna es gestionada por un lider y su  circulo de cercanos que lo que en verdad establecen es una dictadura ideológica o una teocracia de porte aun peor que el propio comunismo.

Y como agravante frente al comunismo vivido en paises como del que procedo, la gente en las comunas de osho se creian todo esto, se desproveian de sus nombres, familias, dinero, historia, conocimientos, formación, en definitiva de su identidad en aras de formar parte de un “nosotros” voluntariamente.

Es decir, puedes ser libre siempre y cuando seas como yo te digo que seas y hubo gente que aceptó y aceptan esto. Pues bien, bajo mi punto de vista son libres de hacer lo que quieran con sus vidas, sin embargo habiendo participado de esos circulos puedo afirmar sin temor a equivocarme que lo que prmueven no es ni libertad, ni amor, ni tan siquiera respeto. Ni que decir de libertad.

Al lado de esto, la abolición  de las religiones, los paises, la familia, las ciudades, el dinero y las costumbres de las gentes que propugnaba osho, hasta parecen cuestiones de categoría inferior. Y ni que decir que el y sus acólitos se encargaron de crear un minipais con todos uniformados, obedientes, despersonalizados y alienados de sus vidas y hasta “contentos” de formar parte de una teocracia o monarquía espiritual.

Durante el tiempo que pasé vinculado a esta comunidad en España,  hubo varios intentos infructuosos de establecer una comuna permanente en la cuenca del mediterráneo pero fracasaron .

Espero que estos textos que concluyo con este párrafo  contribuyan a que el  negocio y estafa emprendido por osho y que es continuado por linaje de gurucillos deje de crecer y se extinga en el fuego del conocimiento, la razón  y el sentido común.

Ojala así  sea, de nuestra razon, cuidado y lealtad a la verdad depende.

Saludos.

Fin.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *