[:es]Geoismo – Una solución para tornarnos civilización civilizada[:]

[:es]Somos una civilización, de acuerdo, pero ¿podemos decir que somos una civilización civilizada? ¿podemos objetivamente decir que somos una verdadera civilización civilizada con el grado de inequidad estructural, de atropello a la vida, propiedad y libertad hacia el individuo, el colectivo y la naturaleza que se producen en nuestro mundo hoy en día?

¿Tiene esto solución? la mayoría de la gente abandonan antes de preguntárselo en serio tan siquiera. Llevo unos 6 meses iniciando al menos una decena de diferentes borradores de artículo que giran entorno a lo que os presento aquí relacionado con la dirección que llevamos como sociedad y hacia dónde debemos ir para que “la cosa” tenga rumbo positivo.

Fue sin embargo el otro día que comentando un artículo de El Mundo me topé con este comentario de alguien que realmente me motivó a escribir sobre esto y  presentaros el Geoismo de una vez por todas:

El comunismo era una ideología fracasada basada sobre una base falsa, que el hombre es un ser inteligente superior a la naturaleza. El capitalismo está fracasando porque se basa en otra mentira, que la riqueza se puede hacer crecer siempre explotando a los recursos. Los recursos se están acabando, y con ellos el capitalismo. Se necesita una nueva forma de ver el mundo.

Cuando lo leí, sonreí, porque llevo mucho tiempo esperando que alguien lo diga abiertamente, pensando que se necesita una nueva forma no solo de ver el mundo, sino un sistema que logre cambiar la más importante de todas las relaciones: la que tenemos individual y colectivamente con la Tierra.

Estoy curado de espanto de fórmulas mágicas y sectas, sé lo que son y cómo operan. Por eso, no te voy a decir que lo que vas a leer sea la solución mágica, pero sí que te voy a decir que merece la pena dedicarle “pensaments”, considerarlo seria y detenidamente ahora.

Cuando antes de la abolición de la esclavitud se empezó a sugerir que la esclavitud no estaba bien, era casi como de risa y los que abrieron la boca en su contra eran casi como lunáticos, recibieron mucha oposición. Hasta guerras estallaron por defender el derecho de esclavizar. Se daba por supuesto que la esclavitud era así y que eso era lo correcto.

Lo mismo pasa y pasará con el tema del que voy a hablar ahora: la propiedad de la tierra.

Vivimos totalmente convencidos de que la tierra que hemos comprado (si es que la hemos comprado y no estamos de alquiler) “nos pertenece”. ¿Pero es eso realmente así?

En la historias del chico y en historia del chico II he explicado con una breve historia el conflicto fundamental que, resumido, es el siguiente:

“Hemos adquirido “posesión” de la tierra en base a un contrato nulo e ilegítimo. Hemos creído en los mitos de las religiones que afirman que la Tierra es pertenencia del Humano. En realidad no poseemos la Tierra, la Tierra nos posee a nosotros. No duramos ni lo que para la Tierra es un suspiro. El primero de los hombres no cerró trato válido alguno con la Tierra para poder considerarla a ella y a sus recursos naturales suyos. Para que un trato tal fuese válido tendría que haber habido una contraprestación y no la hubo. El hombre que no pagó nada por la tierra luego sin embargo la vendió al siguiente, y este al siguente, de generación en generación, siendo aquel robo original flagrante y, repetido en cadena, ha continuado generación tras generación hasta el día de hoy.”

En otra palabras, la propiedad privada de la Tierra es ILEGÍTIMA aunque en la legislación humana es LEGAL hoy en día. La ley del hombre ha tenido a bien olvidarse de los hechos expuestos arriba y nos arroga el derecho a considerarnos dueños de la Tierra, alquilar y vender su valor a terceros.

Actualmente las leyes humanas delimitan claramente el robo entre individuos. Yo no puedo coger tu chaqueta sin tu permiso sin cometer robo. Yo no puedo vender tu chaqueta sin cometer robo y yo no te puedo obligar a que me entregues tu chaqueta sin robarte.

Sin embargo, en el sistema actual hay dos tipos de robo que pese a que lo son, las leyes los permiten, disculpan, ignoran o hacen la vista gorda generación tras generación:

En el sistema actual (no importa quien gobierne) un individuo puede vender o alquilar “su” parcela de tierra a un tercero y en el concepto de ese alquiler o venta contabilizar además de las cosas que contiene la finca (casas e infraestructuras fruto del trabajo y del capital) dos valores que no le pertenecen y que por tanto no puede vender/alquilar sin cometer robo:

1. El valor que tiene la finca por el trabajo llevado a cabo por la comunidad circundante, (por tener a su servicio infraestructuras, carreteras locales, aeropuertos, ciudades, pueblos, comercios, etc… que le dan valor a esa finca).

2. El valor natural de la finca misma (orientación, agua, fertilidad del suelo, situación, pendiente, flora y fauna salvaje y recursos naturales presentes, etc…)

Estos dos últimos conceptos por los que cobra el “propietario” y con los que se enriquece individualmente son LEGALES hoy en día, pero ILEGÍTIMOS.

Exactamente igual que hace unos años un individuo se podía enriquecer LEGALMENTE con el trabajo de un esclavo, pero eso no era LEGÍTIMO, hoy en día un individuo se puede enriquecer con el trabajo de la comunidad y de la naturaleza LEGALMENTE, pero siendo ILEGITIMO hacerlo.

De la misma forma que al alquilar o vender tierra nos apropiamos indebidamente (es decir robamos) el dinero que procede del valor de la Tierra que nadie ha pagado en su inicio a la naturaleza, también nos apropiamos indebidamente, (es decir, robamos) el dinero que procede del valor de la Tierra que ha generado la comunidad alrededor de la misma. No dudamos un momento en vender o alquilar el trozo del tierra del que somos “dueños” más caro porque tiene al lado una carretera, acceso a sanidad, alumbrado, alcantarillado,  educación y servicios cerca de ella, etc… Es decir, especulamos con la tierra y nos metemos dinero proveniente del trabajo de la comunidad en nuestro bolsillo privado.

¿Qué repercusiones negativas tiene este hecho que sigue repitiendose generación tras generación?

Sin necesidad de ser matemático, si uno intenta calcular la cantidad de valor en forma de dinero y especie que se han embolsado y siguen embolsándose los dueños de tierras debido a alquileres o ventas a lo largo de la historia humana hasta el día de hoy, uno se dará cuenta de que esta cantidad deja atrás a todo posible timo, estafa, corrupción o robo por grande que fuese convirtiéndose por sí sola en LA CAUSA SISTÉMICA más grande de la inequidad sobre el planeta Tierra de toda la Historia de la Humaindad desde el inicio de los tiempos sedentarios.

Vamos, la razón por la que no importa lo que pase, cada vez el valor y la riqueza tangible está concentrada en manos de menos personas proporcionalmente al conjunto total.

Demás está decir que la causa principal de las guerras a lo largo de la historia de la humanidad han sido y son debidas a querer acaparar tierra y controlar los recursos naturales presentes en la tierra, productos increados cuya explotación resulta rentable… justamente porque no hay que trabajar para crearlos, ya están ahí creados.

¿Cuántas guerras tenemos hemos tenido y tenemos hoy en día por esta causa? ¿Cuántos conflictos en cuantos paises se intentan extender e inflamar para provocar guerra y apoderarse de los recursos naturales?

Todos, o la mayoría de los que hemos comprado tierra hemos pagado dinero que se ha ido a parar íntegramente al bolsillo privado del vendedor o puede que al revés, hayamos vendido tierra cuyo valor nos hemos metido íntegramente en nuestro bolsillo sin importar que una parte importante de ese valor no lo hubiésemos creado nosotros, sino la naturaleza y la comunidad.

Si después de este rollo no lo has pillado, te lo pongo en imágen para que se entienda más fácil:

valor de un trozo de tierra1500¿Hay solución? Sí. ¿Es mía? No.

Geoismo (enlace de wikipedia)

Geoismo significa sistema económico basado en la Tierra. El Geoismo es el sistema que se fundamenta en el equilibrio dinámico y estructural de las tres esferas: La Medioambiental, La Colectividad y la Individualidad.

¿Donde he dado con este modelo? En Internet.

¿Cuándo fué propuesto por primera vez? Hace algo menos de 300 años, en Francia.

geoismoEl Geoismo es un sistema moderado que ya se formuló en el siglo XVIII con los fisiócratas franceses aunque por desgracia quedaron oscurecidos por los revolucionarios corta-cuellos jacobinos, que se encargaron de eliminar a los girondinos moderados que portaban el sistema.

El Geoismo se llamaba georgismo en el S.XIX de la mano del economista Henry George que fué su mayor impulsor. En su tiempo vendió 3 millones de copias de su libro económico Progreso y Miseria (disponible gratis en internet y enormemente recomendable) en el que plantea las bases del Geoismo (el libro más vendido de economía de la Historia de la Humanidad en aquella época, ¿habías oido hablar de él? No eh? pues yo tampoco y muchos economistas universitarios tampoco, cosa que es aún peor).

En el siglo XX a comienzos hubo otra intentona de hacer entrar el Geoismo con su impuesto único en la revolución rusa, sin embargo fueron los bolcheviques que se encargaron de sepultar y acallar a los moderados mencheviques con sus propuestas entre las cuales se hayaba este modelo.

La sepultura mediática del geoismo se produjo a comienzos del s.XX con la creacion de la escuela económica de Chicago, en la que a “ilustres” economistas, no se les ocurrió mejor cosa que decir que la Tierra no era sino otra forma de capital. Vaya, que no eran capaces de distinguir el dinero de la tierra o de un smartphone.

Este pequeñito, pero conveniente cambio teórico, supuso que se dejase de estudiar la tierra por separado en la economía, oscureciendo y complicando toda la economía para el promedio de los mortales.

Aquí una cita para ilustrar este atropello de los economistas capitalistas:

La Tierra no es capital. La Tierra existe independientemente de la existencia del smartphone, de Wall Street o del banco del mundo que sea. ¿Pueden sin embargo existir independientemente el smartphone, Wall Street o el banco del mundo que sea sin la existencia de la Tierra y sus recursos naturales?

El Geoismo es la solución para esta situación de inequidad estructural que lleva existiendo desde que nos volvimos sedentarios al introducirse la agricultura en nuestra sociedad y el concepto “propiedad” de la Tierra.

Basa sus fundamentos en el respeto del principio de no-agresión hacia las tres propiedades (geo-propiedad, propiedad pública y propiedad privada) así como la distribución objetiva del valor que cada una de ellas produce devuelta a cada una de ellas.

Esta es una cita que he acuñado para expresar la esencia del Geoismo:

“A la naturaleza lo que es de la naturaleza, a la sociedad lo que es de la sociedad y al individuo lo que es del individuo”

El Geoismo ofrece una solución estructural y sólida para los siguientes problemas que vivimos hoy en día:

– Crisis medioambiental

– Crisis económica

– Crisis de valores

¿En qué consiste?

Consiste en tornar el concepto propiedad privada de la tierra y los recursos naturales en el concepto uso privado de la tierra y los recursos naturales. Consiste en reinstaurar el concepto de geo-propiedad o propiedad civil. Eso es todo.

Así como hoy en día solo se acepta que existe la propiedad privada y la pública, en el geoismo se reinstaura la geo-propiedad como tercera propiedad,  la propiedad de la naturaleza, eso no significa que se abola la propiedad privada ni la pública.

Consiste en entender que de la misma forma que un individuo no puede apropiarse de la vida, el trabajo o el capital de otro, tampoco puede apropiarse de la vida, el trabajo y el capital generado por el colectivo y la naturaleza.

¿Qué solución propone pues el Geoismo?

El Geoismo es el sistema que implanta un uso real del principio de no-agresión no solamente entre individuos y colectivos, sino de los individuos hacia el colectivo y hacia la naturaleza mediante una reforma fiscal en la que se abolen todos los demás impuestos existentes que pese a ser LEGALES son ILEGÍTIMOS ya que vulneran el principio de no-agresión robando el producto del trabajo y del capital humano a sus legítimos dueños e implanta un impuesto único anual al valor comunitario y natural de la tierra.

¿Un cambio fiscal puede cambiar algo la situación?

Pues sí, va a cambiar muchas cosas. En realidad, la medida, pese a ser muy moderada en su implementación, es muy innovadora a la par que ancestral (recupera el sentido que los indígenas tenían de la tierra como propiedad de sí misma a la que hay que reparar los daños que le hacemos), es la solución objetiva a los problemas antes mencionados.

De hacerse un cambio como ese, ¿qué pasaría, qué ventajas presentaría?

– Abolir todos los impuestos al capital y al trabajo, resultaría en una súbita reactivación de la economía, del ahorro y de la inversión.

– Los autónomos, pymes y asalariados al cobrar sus sueldos y beneficios íntegramente (es decir cobrar entre un 25 y un 50% más de dinero del que cobran actualmente) podrían reubicarse, bajar precios, volverse competitivos y plantar cara a las grandes empresas en igualdad real de juego.

– Las grandes empresas al dejar de pagar los pocos impuestos que pagaban podrán ahorrar, dedicarse a innovar y competir en igualdad de condiciones con los pequeños y medianos, teniendo que basarse ahora en la calidad para diferenciarse.

– Las familias al percibir íntegramente el dinero de su trabajo, podrán permitirse ahorrar realmente, liberarse de empleos precarios o a media jornada, deshaciendose del endeudamiento, liberando multitud de trabajos en el mercado de trabajo, haciendo descender el paro fuertemente y pudiendo consumir más al tener más liquidez.

– La imposición a la tierra y los recursos naturales hará que  la fabricación se centre sobre la calidad ya que no va a salir rentable comprar mucha materia prima por su mayor coste y aumentará la durabilidad redundando en la desaparición de la llamada obsolencia programada.

– El sector financiero al dejar de existir mayoritariamente el precio de venta del suelo completa, otorgarán notablemente menos hipotecas y de menor cantidad, pudiendo centrarse en sus propósitos fundamentales que es la gestión de los ahorros de los clientes y la inversión del dinero en los préstamos a la economía real.

– El acceso a la “propiedad” o uso exclusivo del suelo se abaratará enormemente, haciendo que muchísimas personas que no podían ahora puedan acceder a tener por ejemplo una casa.

– Al eliminar el IVA, los productos se abaratarán y eso también ayudará a la economía y simplificará los trámites evitando la economía en negro estructural y definitivamente.

– Al desaparecer la mayoría de las hipotecas también desaparecerán instrumentos y productos financieros bursátiles opacos de los que se suelen empaquetar y revender, mejorando la estabilidad de los mercados financieros bursátiles.

– La evasión fiscal queda completamente imposibilitada al hacer que tribute la tierra, ya que no se puede esconder una finca en una cuenta en Suiza. De golpe todo el mundo estaría sí o sí contribuyendo con el dinero legítimo a la sociedad y la naturaleza.

– Al poder calcularse con precisión la parte de renta que corresponde a la naturaleza y la que corresponde al Estado (sociedad) podrá hacerse servir el dinero para la inversión en sostenibilidad medioambiental directamente.

– La simplificación de vida para millones de personas y profesionales que ya no tendrán que pasar largas horas rellenando papeles fiscales, ivas etc… supondrá un enorme ahorro energético y una importante mejora en la percepción del ciudadano de las administraciones.

Continuaré con la exposición en la segunda parte[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *