[:es]Omnicracia vs. Democracia en España[:]

[:es]España: 46.423.064 seres humanos viviendo sobre esa hermosa península e islas y dos procesos electorales en tan solo 6 meses y una semana.

Para que gobierne con mayoría absoluta una fuerza política sobre el conjunto del país se necesita el voto de… 10.150.000 personas. ¡El 21,8% de la población del país!

Lo que has oído: la decisión que toma 1 de cada 5 personas es la que gobernará a los 46 millones y medio totales.

Esto es democracia, y por esto, la democracia no funciona.

Muchos repetirán como loritos: “la democracia no es perfecta, pero es lo mejor que hay, no hay nada mejor” bueno, pues no, eso es falso.

Se puede hacer mejor, mucho mejor. ¿Cómo? Sustituyendo la democracia por la omnicracia.

Proponemos hablar aquí de la abrumadora diferencia entre omnicracia y democracia.

Vivimos en un sistema injusto ¡He aquí el por qué!

La figura siguiente representa al total de la sociedad española y su “estatus político real” en las elecciones del 26J, sobre una base de 100.
estado omnicrático de españa sobre 100Te preguntarás ¿Quiénes son la mitad de las personas del esquema?:

  1. En negro, las personas que pudiendo votar se abstiene de hacerlo.
  2. En verde, las personas que no tienen aun la edad legal de votar.
  3. En amarillo, las personas de nacionalidad extranjera que residen en España de forma permanente pero que no tienen derecho al voto.

Respecto a los abstencionistas (en negro):

En la política actual un político puede abstenerse de votar las medidas políticas, es decir, puede dejar de hacer su trabajo y que no pase nada, es la única profesion en la que esto se puede hacer. Cuando tu vas a una zapatería o quieres recibir una clase, pagas por ese servicio y si el zapatero o profesor se abstienen de dártelo, no le vas a pagar. ¿por qué ese privilegio de los políticos?

¿Por qué los políticos pueden abstenerse? no tiene ningún sentido y es ilegitimo que roben el voto de abstención a los abstencionistas reales.

Los abstencionistas no están representados en el poder.

La solución lógica y legítima que plantea la omnicracia es que los políticos en activo no puedan abstenerse nunca, ya que justamente se les paga para tomar decisiones. Es decir, que solamente puedan votar a favor o en contra. Y como acto de lógica representativa, que el voto de abstención sea representado por escaños vacíos correspondientes a los abstencionistas. Escaños que en cada votación por defecto voten automáticamente abstención siempre.rueda omnícrata españolaRespecto a los menores de edad legal (en verde):

En la actualidad, las personas con hijos se responsabilizan por ellos, pagando todos los impuestos de cada libro, pañal, bienes, servicios o lo que sea. Las medidas en educación, sanidad y todas las demás regulaciones legislativas afectan más a las personas con hijos, incluyendo a los menores y sin embargo, cuando llega el día de repartir el poder, el voto de una persona con hijos cuenta lo mismo que el de una persona que no los tiene.

Es factualmente y completamente injusto.

¿Por qué los seres humanos de menos de 18 años no cuentan en la democracia y son ciudadanos de segunda categoría? (como lo fué la mujer antes en lo que al derecho de voto se refiere).

La solución lógica y legítima que propone la omnicracia es que los menores de edad legal se vean representados por sus tutores legales mientras no deseen ejercer su derecho al voto personalmente y este permiso les sea concedido o no por sus tutores legales.

Omnicracia en España1Respecto a los extranjeros residentes permanentes (en amarillo):

Estas personas participan activamente en todas las áreas de la vida de la sociedad: impuestos, seguridad social, consumen productos, producen trabajo y empresa. En definitiva son exactamente iguales a los demás ciudadanos nacionales. A veces incluso tienen familia, viéndose afectados por la política no solo ellos sino también sus hijos.

¿Por qué los seres humanos extranjeros residentes permanentes no cuentan en la democracia y son ciudadanos de segunda categoría, al igual que los menores de edad? Es factual y manifiestamente injusto.

La solución lógica y legítima que propone la omnicracia es que los extranjeros con permiso de residencia permanente puedan tener derecho al voto como todos los demás ciudadanos, ya que al igual que el resto, residen permanentemente en el territorio del país haciendo frente a las mismas responsabilidad, merecen los mismos derechos.

Congreso omnicrataLa ley electoral actual, más allá de su manifiesta falta de proporcionalidad, roba la representación a prácticamente la mitad de la población real del país.

La omnicracia, “el todo-poder” o “poder de todos”, respeta una idea simple y fundamental: todas las personas son representadas. Punto.

Saludos

Marko-Karlo y Caroline[:]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *