[:es]Enseñar la Ley Natural[:]

[:es]

Traduzco este breve artículo de Fred Foldvary sobre la ley natural al español:

Por qué es importante:
La gente a menudo hace el mal pensando que están haciendo el bien, y es por eso que necesitamos enseñar la ley natural.

En el libro Most Ancient Verse, un poeta egipcio, en un trabajo titulado en Inglés como “… o no ser”, clama:

“¿Con quién puedo hablar hoy día?
El mal que vaga por la tierra,
no tiene
fin”.

El mal ha vagado por la tierra desde tiempos antiguos, a medida

que los imperios conquistaban y extinguían las tribus más tranquilas y menos poderosas. El libro El atlas de las nubes describe cómo los moriori, pacíficos nativos de las Islas Chatham al este de Nueva Zelanda fueron casi exterminados por la invasión de los maoríes, después de que los isleños sufrieran daños por los europeos que trajeron enfermedades y plagas.

Una declaración que resume la historia humana es hecha por el personaje del libro, el Dr. Henry Goose, “Los débiles son la carne, y los fuertes los que comen.” Esto se convierte en literalmente cierto en una de las historias del libro sobre un futuro distópico en el que los “Fabricantes” son  seres humanos cultivados artificialmente y programados genéticamente para ser siervos obedientes que, una vez finalizada su utilidad, son sacrificados como ganado para proporcionar alimentos, a fin de no perder su carne.

Uno de los temas de ese libro es la eterna batalla por la libertad. Otro tema es que la humanidad tiene la capacidad de descubrir, inventar y crear, pero que, debido a su deficiencia moral, en última instancia, la civilización usa este poder contra sí misma y termina por autodestruirse.

¿Cómo se detuvo la intención de las malignas fuerzas Nazis y a la Unión Soviética de conquistar el mundo? Lo que finalmente las derrotó fué su ilusión de supremacía. Los nazis alemanes pensaban que podían conquistar el mundo debido a su inherente superioridad racial, y ellos fueron derrotados por su exceso de confianza. Los socialistas soviéticos creían que tenían el sistema económico superior, cosa que era, por supuesto, una trágica ilusión.

Ahora el mundo se enfrenta a la supremacía de religiosos extremistas que creen que sólo ellos tienen la verdad y la Divinidad de su lado. Esa ilusión de supremacía en última instancia les llevará a la derrota militar, pero para que los movimientos extremistas violentos sean vencidos, tienen que ser confrontados no sólo militar o políticamente, sino en sus núcleos filosóficos.

Sócrates creía que nadie hace el mal intencionadamente. Creo que va demasiado lejos, pero hay algo de verdad en la afirmación de que mucho mal está hecho por aquellos que creen que están haciendo lo que es correcto. La colonización, la esclavitud y las conversiones forzadas se han justificado como la llegada de la civilización y de la salvación, justificando falsamente la coerción.

Lo que se necesita es un proyecto global para enseñar la ley moral natural.

La gente del mundo necesita creer y comprender la “ética universal”, una moral que trasciende culturas, derivada usando la razón, a partir de premisas de lo que tenemos en común, nuestra naturaleza humana.

Las reglas básicas de la ley moral natural, según lo expresado por el logos de la ética universal son:

1. Los actos son moralmente buenos cuando son beneficios bienvenidos.

2. Los actos son moralmente malos cuando coercitivamente dañan a otros.   

3. Todos los demás actos son moralmente neutros.

Debe haber un movimiento global entre los partidarios de la ley natural para crear un documento que se derive el derecho natural y explique su aplicación a la vida social, económica y política. Este documento sería entonces enseñado en las escuelas de todo el mundo. Los niños no sólo deben aprender la ética universal, sino aplicarla a fondo de modo que “vive y deja vivir” se convierta en su creencia central.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el concepto de los derechos humanos se hizo popular. Es lo que los liberales clásicos llaman “derechos naturales”. Sin embargo, pocas personas entienden la ley natural, ya que muchos piensan que hay algún tipo de derecho humano a una vivienda o a atención médica, lo que implica el derecho a la renta y la riqueza de los demás. Despojar coercitivamente de las ganancias a los demás es un robo, un daño coercitivo. A lo que la gente tiene derecho es al salario y la riqueza de su propio trabajo y a una parte equitativa de los beneficios naturales, medida en lo que las personas pagan por las oportunidades naturales, a saber, la renta del suelo.

Hay oposición a la ley natural por parte de supremacistas que creen que sólo su religión es verdadera y debe, por tanto, ser impuesta por ley. Algunos pueden ser persuadidos por la lógica de la igualdad humana a estar de acuerdo a que sea cual sea su creencia Verdadera, su imposición viola la regla fundamental de la igualdad humana. Sin embargo, otros supremacistas se niegarán a ser convencidos, e insistirán en castigar a los que no se sometan a ellos. Estos supremacistas simplemente debe ser derrotados, pero una victoria permanente de la paz deben incluir una educación global en la ley moral natural.

Muchos gobiernos se resistirán a la enseñanza de la ley moral natural, porque sus políticas coercitivas e injustas serán puestas en cuestión. En ese caso, la formación/educación se tiene que hacer en privado. A mi juicio, la única manera de detener al mal que deambula por la tierra, la única manera de detener que el fuerte se coma a los débiles, es la instrucción universal en la ley moral natural.

© Derechos de Autor 2016 Texto Fred Foldvary, Ph.D. Todos los derechos reservados.[:]

Una respuesta a “[:es]Enseñar la Ley Natural[:]”

  1. Las dos leyes naturales son:

    1. La existencia de un creador, con sus dignisimas cualidades

    2. La inmortalidad del alma.

    Salut!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *